AzabacheAlgunas obras son incapaces de pasar desapercibidas. A veces por buenos motivos y otras veces por malos. Pues bien, la obra de Anna Sewell Black Beauty” escrita un año antes de su muerte, y que ha sido traducida al castellano a veces como Azabache y otras como Belleza Negra, ha engrosado ambas listas.

Aunque para muchos españoles es una autora prácticamente desconocida,  su obra ocupa un puesto en la lista de los libros más vendidos de la historia con aproximadamente 50 millones de ejemplares adquiridos desde que en 1877 Sewell vendiese esta historia por 20£.

Pero también ha acaparado la atención por ser uno de los libros censurados en Sudáfrica durante la época del apartheid, por contener las palabras “negro” y “belleza”.  Sin embargo, poco tiene que ver esta obra con las personas negras, porque en realidad se trata de un caballo, una auténtica autobiografía de este animal, narrada por él mismo en primera persona. Se basa en una experiencia real de un caballo llamado Bessie, y es de lo más original porque pocos autores  han sido los que se han atrevido a dar voz a los animales para que sean ellos mismos los que narren lo que les ocurre o lo que sienten.

Además, desde sus primeras páginas, los sentimientos de alegría y sufrimiento del caballo se expresan tan bien que uno puede llegar a sentir una gran empatía con el animal. Precisamente ese es uno de los principales  objetivos de la autora, transmitir a los jóvenes lectores -puesto que se catalogó en un principio como novela juvenil–  la importancia de dar un trato adecuado a los animales. Lección que ella misma aprendió, pues dependía de ellos para trasladarse ya que tenía una discapacidad física que le impedía caminar.

Anuncios