¿Cuba y Estados Unidos de acuerdo? En esta ocasión sí.

Aunque parezca mentira, los dos países han dejado sus diferencias al margen para firmar un acuerdo para proteger el legado del premio Nobel Ernest Hemingway.

El objetivo de la firma  entre la organización estadounidense Finca Vigía Foundation Inc. y funcionarios del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural de Cuba es difundir la obra y la vida del autor de origen norteamericano pero residente en la isla caribeña durante veinte años.
Al llegar a la isla, vivió ciertos periodos en el hotel Ambos Mundos, en La Habana Vieja, donde escribió su novela “Por quién doblan las campanas”.  La habitación que ocupó se mantiene intacta junto a su máquina de escribir.

 

Después se estableció en una casa colonial conocida como Finca Vigía, a 25 kilómetros de la capital, y en donde terminó su obra maestra El viejo y el mar.

Según afirma Europa Press, el acuerdo permitirá dar continuidad al trabajo de conservación de los libros y textos que están guardados en el Museo de Ernest Hemingway, que antes fue la casa del escritor durante su estancia en Cuba desde 1939 hasta 1960, cuando abandonó la isla, según algunos de sus biógrafos decepcionado por la revolución de Fidel Castro.

El periódico castrista Granma informa de que el convenio tendrá una duración de tres años y permitirá dar continuidad al trabajo de conservación de las obras y objetos que quedaron en la casa. Además se realizará una recopilación bilingüe sobre los resultados científicos y técnicos que se extraigan de la colaboración de ambos países.

Anuncios