Lord ByronEn la entrada anterior dedicada a Philip Larkin ya hablaba de la poesía inglesa. Ésta también va de un poeta, de Lord Byron, que representa una corriente poética bien distinta a la de Larkin. Ya que es uno de los máximos exponentes del Romanticismo inglés con sus poesías.

George Gordon Byron en 1798 heredó el título por el que es realmente conocido: Lord Byron. Nació el 22 de enero de 1788 y sus ambiciones no fueron sólo literarias, también participó de forma activa en la política, ocupando un escaño en la Cámara de los Lores a partir de 1809 o luchando contra los turcos a favor de la causa griega en 1824.

Con 21 años y recién acabados sus estudios en Cambridge,  decidió realizar un viaje por  algunos lugares como Portugal, España, Grecia, Malta o Turquía. El Gran Tour que solían hacer algunos jóvenes con poder adquisitivo.  Su estancia en nuestro país fue muy breve, pero le marcó de forma definitiva como muestran algunas de sus obras como “Don Juan” o “la joven de Cádiz”, poema que le inspiró la hija del almirante de Córdoba. A Cádiz le dedicó constantes elogios: “Yo diría que es la ciudad más bonita y más limpia de Europa”. En una de las cartas que envió desde nuestro país a su madre (recogidas por Thomas Moore tras su muerte) decía: “¡Cádiz, dulce Cádiz! Es el primer foco de la creación. La belleza de sus calles y mansiones es sólo superada  por el encanto de sus ciudadanos.

Goethe afirmaba sobre el poeta: “Byron es, sin contradicción posible, el mayor talento poético del siglo. Además, Byron, no es ni antiguo ni romántico: es como el día de hoy, presente actual”.

Además, grandes artistas se han inspirado en sus obras dramáticas para crear sus piezas como Delacroix, Tchaikovski, Schumann o Berlioz.

Anuncios