SEGUNDA PARTE

El siguiente espíritu es el de la Navidad presente, que le traslada hasta la casa de su empleado, Bob Cratchit. De esta manera, puede ver cómo celebra éste y su familia una noche tan especial, e incluso cómo su empleado se acuerda de él en el brindis que realizan durante la cena. Además pasan por diversos lugares en donde la gente se reúne para compartir la Navidad.

El siguiente, evidentemente, es el espíritu del futuro. En este punto, este particular tío Gilito ya comienza a darse cuenta de la necesidad de dar un giro a su vida.  Este último es el más siniestro y  oscuro, que le muestra algunos episodios, como por ejemplo a su sobrino al frente de su empresa o el entierro de un comerciante despreciable (que claramente es el mismo). Estas imágenes, acaban por hacer recapacitar al empresario, que determina que no quiere acabar de tal manera. Es consciente por primera vez de sus horribles actuaciones; por eso, pide que se le otorgue una oportunidad para cambiar y promete honrar a la Navidad en su corazón y mantener su espíritu todo el año.

Esta especie de fábula ha tenido una gran aceptación (sólo en Estados Unidos ha vendido 80 millones de copias) y es mundialmente conocida; gracias en buena medida a las múltiples reinterpretaciones que se han realizado: con una quincena de filmes, cómics, series etc.  La última viene de la mano de Disney y ya se puede ver en los cines, éste es el tráiler:  

 

Anuncios