SEGUNDA PARTE

Es en esta situación, en la que se va poniendo de manifiesto el carácter de Tom Ripley, un hombre desconfiado, maniático, obsesivo  y psicópata.  No parece tener muchos remordimientos cuando comete ciertos asesinatos. Patricia Highsmith nos muestra la completa morfología de un asesino astuto, que sabe lo que quiere y hace lo que sea para conseguirlo. Ese es su principal talento. Esquiva toda situación de peligro con gran virtuosismo.

Este libro, publicado en 1955,  es uno de mis preferidos, tanto por la trama de misterio que hace que te enganches a sus páginas, como por la gran capacidad de la autora para describir al personaje protagonista y la tensión que este vive.  Es fácil que tras leer este libro, uno quiera conocer mejor a Tom Ripley, por eso y porque que esta obra termina con un final abierto;  su autora creó posteriormente otras obras en las que aparece el personaje de Tom Ripley: A pleno sol, La máscara de Ripley, El amigo americano, Tras los pasos de Ripley y Ripley en peligro.

Además hay varias adaptaciones cinematográficas de esta obra, para los que se inclinen más por las imágenes: la primera es de origen francés y está dirigida por René Clément en 1960: A pleno Sol, y la segunda y más popular es la de 1999, adaptada por Anthony Minghella y con los conocidos actores: Gwyneth Paltrow como Marge, Jude Law como Dickie y Matt Damon como Tom Ripley.

Os dejo el tráiler de la película de 1999:

 

 

Esta es una de mis escenas preferidas de la película: 

 

 

Anuncios